Lo que pasa cuando ya te fuiste

Hace poco más de un mes que deje México para embarcarme en una aventura como ninguna otra, algo que siempre soñé hacer pero nunca creí el que momento llegara tan pronto y menos que el tiempo avanzara tan rápido; Hoy les escribo esto desde la sala de mi departamento en Dublin, Irlanda, la búsqueda de alojamiento fue una pesadilla, mi amiga y yo, sufrimos, casi lloramos, entramos en crisis, caminamos distancias enormes y un día por casualidad encontramos este lugar, perfecto para nosotras, pareciera que lo hicieron de tal manera que supieran que íbamos a llegar. No ha sido nada fácil pero tampoco ha sido lo peor del mundo, lo que pasa cuando te vas es maravilloso, es grande, es doloroso, es cansado pero es reconfortante.

Lo que pasa cuando te vas es que creces, aprendes que estas solo y que tienes que ver por tus propios medios, pasa que aprendes cuales son tus limites, aprendes que puedes caminar por horas en una ciudad donde cada esquina parece mejor que la anterior, pasa que disfrutas la vista, quieres conocer más, quieres salir, quieres viajar, lo que pasa cuando te vas es que encuentras gente en el camino en situaciones similares a la tuya, no lo puedes creer, pero así es, hay mucha gente que está viendo lo mismo que tu y tienen la oportunidad de apoyarse unos a otros, pasa que la mayoría del tiempo tienes que hablar en un idioma que no es el tuyo pero que te hace mejorar cada día, pasa que escuchas como piensan las personas en otras partes del mundo, sus costumbres, escuchas nombres que no sabías que existían y que no puedes pronunciar pero un día será lo más común cuando los repitas.

Lo que pasa cuando te vas es que aprendes a sorprenderte otra vez por detalles, aprendes a hacer nuevos amigos, aprendes que hay gente tan igual y a la vez tan diferente a ti, aprendes a soltar, aprendes que ahora tu vida es esta y que puedes ser quien tu quieras, aprendes a mejorar cada día, tu hambre por salir adelante crece, intentas hacer algo nuevo todos los días pero no temes que tu vida se vuelva rutinaria, pasa que un día sin darte cuenta estás un Lunes en un pub riendo con amigos de nacionalidades diferentes mientras beben cerveza, aprendes que el atardecer e incluso la luna se ven distintas en todas partes.

Cuando quieres irte, el miedo te invade, la incertidumbre no te deja dormir, tal vez sientas que no vas a poder, pasan miles de ideas en tu cabeza sobre todo de lo que puede salir mal, cuando quieres irte lo más fácil es decir que lo va a hacer, una vez que ya te fuiste probablemente todos esos sentimientos se intensifiquen pero al menos sabrás que lo lograste, que ya te fuiste y que si puedes hacer eso, puedes hacer todo lo que te propongas.

 

 

6 Replies to “Lo que pasa cuando ya te fuiste”

  1. Mi niña no puedo estar más orgullosa de ti !! Ver como siempre eres valiente, guerrera luchona, que logras todo lo que te propones , y que las dificultades por las que pasas no impiden que sigas adelante, y que el resultado favorable te hace más fuerte y feliz,, con más metas que cumplirás tarde que temprano, te veo feliz y eso me hace más feliz, aunque haya un pedacito de mi corazón triste por que estás lejos, pero con la ilusión de vernos pronto. No dejes de hacernos partícipes de toda esta aventura. De tu felicidad y de ilustrarnos con los nuevos lugares que conoces❤️Te amo con todo mi ser😃😃😃😊😊👏👏👏felicidades

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *