Cuando no eres tu quien se va

 

La cosa es que he estado demasiado acostumbrada a los cambios, nunca me ha molestado cambiarme de plano geográfico, desde cosas pequeñas como cambios de escuela o cambios de casa, hasta grandes como mudarme de ciudad o a otro continente, jamás he sentido que dejo algo, siempre he sentido que la que se aleja soy yo y está bien, los pocos amigos que conservo en varias partes del mundo, alrededor de los años, los conservo con mucho cariño y entienden que aunque no hablemos cada día, siempre los pienso, no los llevo cerca pero si muy dentro y siempre había funcionado asi; Yo decía adiós, regresaba a visitar cuando podía y nunca me había sentido sola, abandonada o vacía pero hace pocos días, a pesar que se siente como una vida, me encontré del otro lado de la situación, me encontré con que, quien debía quedarse esta vez, era yo, que quien debía lidiar con la distancia esta vez, era yo, que quien debía lidiar con el espacio vacío que dejaron estas personas era yo y sobre todo, era yo, quien esta vez, debía lidiar con el andar cotidiano al que ya estaba acostumbrada, pero sola, conmigo misma, a quien por cierto le tengo un miedo terrible, aún no me siento del todo cómoda al estar a solas con ella. Me encontré con que no solamente debía lidiar con la falta de una persona a la que estaba acostumbrada a ver 24 horas los 7 días de la semana si no también tendría que lidiar conmigo misma y mis pensamientos sobre el termino de mi relación con otra persona que debía irse, que para hacerlo más difícil, es una gran persona ; Es lo suficientemente difícil cuando tu pilar más grande se va ahora imaginense que tus dos pilares más grandes cuando estás fuera de casa, se van en cuestión de una semana, que insisto, ahora se sienten como años. Lo que me ha llevado a pensar lo fuertes que son las relaciones que desarrollamos cuando estamos fuera, fuera de nuestra zona de comfort, solo con nosotros mismos y las ilusiones de crecer y aprender, lo fuertes y fructiferas que son las relaciones que desarrollamos cuando nos encontamos con alguien en circunstancias similares a las nuestras, que fuerte es cuando dependemos tanto de alguien que en el momento en que se va, nos sentimos perdidos y sin rumbo.
Siempre he sido de las personas que necesitan a alguien cerca, a pesar de que soy muy independiente, o eso me gusta pensar, me siento más segura cuando puedo compartir mis pensamientos con alguien y no solo dejar que me carcoman por dentro. No lo voy a negar, pasé unos días bastante malos, en los que hasta salir de la cama representaba un reto casi imposible de cumplir y aunque ahora ya puedo escribir y hablar un poco más abiertamente al respecto no quiere decir que lo haya superado, creo que ésta es una buena manera de dar un paso hacia adelante, hacia aceptar que debo conocerme mejor y sentirme más cómoda conmigo misma, que debo quererme más, sentirme más agusto compartiendo conmigo misma, que aunque la gente llegue y se tenga que ir debo estár segura de que siempre me voy a tener a mi misma, porque aunque esta vez las personas que se fueron siguen y seguirán en mi vida, es muy duro decir adiós pero debo tener la confianza de que soy lo suficientemente fuerte para aceptar que así es la vida y que tal vez un adiós es definitivo pero que a la vez un adiós puede no significar para siempre, que tal vez es un hasta luego, hasta pronto, hasta mañana, porque cuando nada es seguro, todo es posible.

En fin, el punto de todo esto era que siempre que estén en una situación difícil siempre encuentren el lado bueno, en mi caso, a pesar de que fue muy triste y me ha tomado un gran trabajo, adaptarme a la situación y a las nuevas personas que me rodean, yo entendí que tenía que estár muy agradecida por que estas personas se cruzaron en mi camino y agradecida con estas por todo lo que me enseñaron, que debo estar feliz porque su decisión de irse no involucraba dejarme e irse por que si , se fueron a cumplir sueños y a crecer como personas y desde el fondo de mi corazón les deseo lo mejor, lo saben y saben que siempre estaré para ellos, son personas que van a estár en mi vida por siempre de una u otra manera. Así que enfoquen su energía siempre en pensamientos positivos, en darse amor a ustedes mismo primero y después a otros, en que nos les falte nada fïsica y emocionalmente para que cuando lleguen personas a su vida lo unico que puedan hacer es darles más de eso que les hace bien; De toda situación siempre sale algo bueno, y todo lo que pasa, pasa para algo; Todo pasa, todo cambia.

 

Chris.

 

P.D: Gracias por entender si este post parece que no tiene pies ni cabeza, aún estoy tratando de acomodar mis pensamientos y mi alma en todo esto, pero quería escribir un poco al respecto desde hace varios días.

2 Replies to “Cuando no eres tu quien se va”

  1. Es lo mejor mi niña😍Quiere decir que sigues madurando!!! Que tienes experiencias difíciles pero que a la vez te fortalecen muchísimo más , que reconoces que eres una niña cariñosa y entregas todo , algún día seguramente ellos agradecerán todo lo compartido contigo!!! Te amo y así sentimos muchas veces cuando te haz ido😘❤️❤️❤️😍

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *